top of page
  • lelopop

APOSTARLE A LOS SUEÑOS

Ser soñador significa muchas cosas, y depende principalmente desde el ángulo desde el que se analice esta palabra.

Socialmente se le dan muchas connotaciones al soñador: ingenuo, iluso, y de una manera despectiva la misma palabra “soñador”, por querer decir que vive en una realidad diferente a la del denominador común.


Yo creo que hay dos tipos de soñadores: el que hace y el que no hace.

El que hace, es un emprendedor innato. Siempre buscando la manera de materializar esas fantasías o ideas que tiene en su mente. Esas ideas pueden estar impulsadas por un deseo genuino de resolver algo que lo inquieta, o por una necesidad tangible como el dinero, la fama o el reconocimiento, entre otras. Grandes inventos, desarrollos, empresas y descubrimientos han nacido de estas mentes inquietas en la incesante búsqueda de encontrar lo que no se les ha perdido.


Y están los soñadores que no hacen. Los que sólo fantasean con cosas. Mentes con ideas revoloteando como una bandada de palomas pero que nunca se llevan a la acción.

Las ideas sin ejecución son solo fantasías. Las ideas en ejecución son la puerta de la creación.

Ahora hablemos de los sueños que viven en la mente de los artistas.


Los artistas tenemos mentes complejas. Somos personas generalmente más emocionales que racionales y el mundo nos afecta de una manera distinta. Nuestros estados de ánimo suelen ser toda una montaña rusa de estados, de arriba para abajo a toda hora.

Pero aún así, en medio de ese caos mental, encontramos la manera de crear. Nos impulsa una fuerza invisible que nos hace buscar la manera de traer al mundo las ideas que tenemos en la mente. Es una necesidad fisiológica.


Creo que los que son emprendedores en los negocios son artistas también, pero en unas esferas de sensibilidad diferentes, tal vez en un nivel de racionalidad diferente.

Ahora bien, están las personas como yo; que muchas ideas las ejecutamos y otras no. Yo vivo en esos dos mundos, en la inacción y la ejecución. Casi toda mi vida me angustié por darme cuenta que era un soñador, de esos literalmente ingenuos que fantaseaba muchas cosas pero que nunca hacía nada para conseguirlo. Sólo me esforzaba en pocas cosas: aprender a montar en patineta, aprender a dibujar, aprender a tocar guitarra, etc.


Pero con los años he aprendido algo, y es que para ejecutar las ideas o eso que poéticamente llamamos “luchar por los sueños”, se da como resultado de la combinación en diferentes proporciones de perseverancia, voluntad, disciplina y buenos hábitos.

Ya aprendí a no lamentarme por las cosas que en algún momento ideé y no ejecuté, pero también he aprendido a adquirir los hábitos pertinentes para hacer que las ideas no se me escapen y puedan llevarse al plano de la realidad.


Al decidir vivir una vida bajo la filosofía de estar en la búsqueda constante de darle vida a los sueños, también he aprendido que muchas cosas no las puedo ni las podré hacer. Y estoy en paz con eso. Celebro las cosas que sí he llevado a la acción, siendo la de dedicar mi vida a la música el más ambicioso de mis sueños. Lo convertí en mi estilo de vida. Dentro de esta vida de músico son muchos otros los sueños que se cocinan: hacer canciones, hacer discos, hacer conciertos, etc… he tenido momentos en que surgen ideas de escribir canciones y no las ejecuto. He soñado con hacer discos en ciertos momentos de la vida, y literalmente no muevo un dedo para materializarlo, teniendo un estudio entero a mi disposición. Es la inacción en acción.

Pero ya entiendo que muchas de esas cosas pasan así porque no tengo un plan ni los hábitos correctos para hacer que pasen.


Siempre he sido un soñador, empeliculado, que ha hecho y ha dejado de hacer muchas cosas en la vida. Lo que si tengo claro es que mi mente es una fábrica de sueños, que a veces me la pone difícil y otras veces es condescendiente conmigo.



No sé como es vivir la vida de otra manera y mi plan en este momento de la vida es hacer todo lo que tenga que hacer para traer al plano de la realidad los sueños que brotan de mi mente.

26 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page